Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390

El especial modelo G Cougar se dio a conocer con poca publicidad y no mucho ha aparecido desde su introducción.
Por Juan Manuel Escareño
Publicado el 21 de febrero de 2014
Seguir
Enviar por correo

Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390

En una época maravillosa y alocada para el desarrollo automotriz de Norteamérica, los diseñadores e ingenieros todavía tenían la libertad de crear autos limpios y deportivos con grandes motores y luego agregarles toberas en el cofre, espejos de carreras, rines de magnesio y grandes llantas. En esta época todos los colores - de morado a naranja -estaban presentes en las carreteras con toda clase de rayas y calcomanías. Esta es la época del Muscle Car, a finales de los años 60.

Los autos tenían nombres de carreras como Cyclone, Barracuda, Z-28 y demás. Los motores también tenían este tipo de nombres como Marauder, Sick-Pack, Hemi 440, LT-1, Cobra, entre otros. Incluso había otros nombres menos formales como Boss Mustang, Hugger, AMX y Javelin en feroces colores.

La industria automotriz tuvo una época muy emocionante, pues apenas iniciaban las regulaciones gubernamentales sobre seguridad, emisiones y daños. Las compañías extranjeras todavía no se consolidaban en el mercado – un mercado dominado por grandes autos con estilo y poder - en la era dorada del Muscle Car, y los pequeños autos pony se llevaban toda la atención. Los autos pony tomaban los grandes motores 400cid que normalmente utilizaban los grandes carros de lujo para seis pasajeros y los zambullían en autos compactos, ligeros y deportivos; una receta para el éxito instantáneo.

El popular Mustang creó una categoría al ofrecer un auto pequeño y deportivo a un precio accesible, aun así ofrecía algunos modelos poderosos con la edición limitada del Shelby Mustang y el gran Boss Mustang. Chevy, al igual que otras compañías, quería participar en el nuevo mercado del Muscle Car, y respondió con ediciones de alto rendimiento del Camaro, el Z-28. El Trans Am de Pontiac y otros productos populares de Chrysler también consiguieron llamar la atención.

Este mercado nunca fue grande, los jóvenes dispuestos a manejar autos con 400 caballos de fuerza generalmente no tenían el dinero para comprar un gran Mustang o Camaro. Después de ilusionarse por un Z-28 o un Boss Mustang, se decidían por un modelo más convencional, aunque todavía deportivo. Esa fue la percepción de los fabricantes de autos, y resultó acertada.

Aunque Chevy y Ford acapararon gran parte del mercado, hubo suficiente de sobra para activar a Chrysler, AMC y otras compañías. Incluso la división hermana de Ford, Lincoln-Mercury, se sintió obligada a lanzar una edición personalizada de este tipo de autos; este auto resultó ser más que los contendientes y aspirantes a esta categoría.

La entrada de Mercury fue competitiva dentro de la categoría de los autos pony y llegó a ser muy distinguido, más que una simple copia del Mustang. Incluso el nombre –Cougar - resultó ser único y emocionante. Cuando este nuevo auto tuvo su debut en 1967 entró a un mercado muy difícil y competitivo junto al primer Camaro. Mercury siguió adelante, pues su auto destacaba por ser más que sólo un auto compacto con poder; el Cougar se convirtió en una máquina personal de estilo deportivo con buen rendimiento y un alto nivel de comodidad y lujo que los otros no podía ofrecer. Dos de estos toques de estilo que separaron al Cougar de los demás son sus luces escondidas y direccionales en secuencia. El primer Cougar tenía un diseño estilizado y ofrecía una amplia gama de opciones populares. Era el carro adecuado para su tiempo, el público respondió con entusiasmo y las ventas del Cougar aumentaron más allá de los 150,000 dólares, terminó el año como el Mercury mejor vendido de 1967. La suma de ventas de los siguientes modelos de Mercury no pudieron conseguir más ventas que el Cougar: Monterey, S-55, Montclair, Parklane Brougham, Marquis, Conmuter y Colony Park. Incluso el Comet tuvo que admitir su derrota frente al nuevo Cougar, la nueva estrella de Lincoln-Mercury. Aunque el Cougar se quedó atrás en ventas contra el Mercury de tamaño completo en 1968 (también contra el Montego), su éxito continuó con ventas de 114,000 dólares en su segunda temporada. En tan sólo un par de años se ganó su lugar en la alineación de la compañía.

El Cougar fue una adición exitosa y bella para Lincoln-Mercury, la división había desarrollado una buena reputación por sus modelos lujosos que sus versiones equivalentes de Ford. Era de la misma clase que el Mustang en cuanto a tamaño, pero definitivamente era superior por su menú de luces escondidas y direccionales en secuencia.

El Cougar de 1968 era un poco más largo que el Mustang, por tres pulgadas entre las ruedas. Pero la principal diferencia fue de nuevo en la naturaleza del Mercury, más lujoso y superando al Cougar, y que el Mustang con poder V.8 opcional. El Cougar viene con una transmisión manual de tres velocidades como su compañero de equipo para el V-8 de 302cid de base, para la transmisión automática, mientras que sólo unas pocas almas deportivas ordenaron la manual opcional de cuatro velocidades. De nuevo, aunque el comprador Cougar era decididamente más interesado en comodidad es un lujo que el rendimiento sin cuartel o deportividad. Por ejemplo, sólo el 4 % de todos los Cougar del año modelo 68 ordenó el diferencial de deslizamiento limitado, una opción casi obligatoria para el rendimiento. También, los frenos de disco atrajeron sólo el 38 % de los clientes de Cougar. Por otro lado, el aire acondicionado resultó ser popular entre casi el 42 % de todos los nuevos propietarios Cougar en 1968, y más del 87% ordenado con dirección asistida. Aproximadamente el 38 % de todos los Cougar construidos en 1968 estaban equipados con frenos de potencia. El Wich Cougar fue construido sólo en las plantas de Ford en Dearborn, Mich, y St Joseph, Cal. sin duda atraído a un comprador más adinerado que el Mustang y Camaro. El precio más alto y ampliado de opciones de lujo hizo en claro que el Cougar se mantendría un pequeño escalón por encima del Mustang de posicionamiento en el mercado al igual que la mayoría de los otros modelos de Mercury frente a los modelos de Ford comparables.

El Cougar venían de serie con un V8 de 210hp desplazando 302 pulgadas cúbicas, pero los motores opcionales variaban de una versión 230hp de los 302 a 280 y los 325 caballos de fuerza ediciones de un V8 de 390cid. El 390 de 325hp fue sin duda el motor buscado por la multitud. El V8 390, que en su versión premier tenía 325 caballos de fuerza que se llamó el Marrauder 390 GT, tenia un diámetro de carrera de 4.05x3.78 pulgadas y una relación de compresión de 10,5 a 1. Se desarrolló 325 CV a 4.800 rpm y producía 427 ft/Ibs de torque a 3.200 rpm. El motor llegó con escape doble y un alternador de 42 amperios. Sólo podría ser alimentado en el carburador de cuatro gargantas.

El Cougar ofreció otra opción de motor - y una Zinger estándar, con la actualización Cougar GT -E, el ciclón V8 427 apretó 390 CV a partir de sus 427 cubos de desplazamiento. Ciertamente no fue un motor para los mansos, o los débiles de corazón.

El original siempre de nuestro coche optó por la versión de 336 caballos de fuerza de la Marauder 390, el llamado motor de GT 390, y se unieron al molino de gran alcance con una transmisión automática de tres velocidades. Entre las principales opciones de este coche son la dirección asistida y frenos, techo de vinilo negro, manejo de paquetes, estéreo AM/FM, vidrios polarizados, llantas de acero de estilo. Poner la transmisión y el elegante paquete XR-7. El interior de cuero, simulado, apliques de nogal, instrumentación completa (presión de aceite, temperatura, amperímetro, tacómetro, viaje, odómetro, etc.), consola de techo con luces de advertencia de bajo nivel de combustible, puerta entreabierta, y el freno de mano, además de un recordatorio de cinturón de seguridad, y un volante deportivo.

Otros equipos XR-7 tenían un pomo de madera, bolsillos en la puerta, luces de pilar traseras de cortesía, apoyabrazos de lujo delanteros y traseros, y los cinturones de seguridad reales y cinturones de hombro delantero. Completando el paquete XR-7, por supuesto, era un surtido de insignias y emblemas XR-7, montados en lugares destacados dentro y fuera.

Pero el ejemplo que se muestra aquí tiene un poco de algo extra a su favor en la forma de un paquete especial que lleva el grupo XR-7 un paso más allá. Introducido en la primavera de 1968, el modelo XR7-G amplió el paquete XR-7 para incluir una consola especial deportiva, lámparas de conducción Lucas/antiniebla, campana de cierre, y las extensiones de escape dobles a través de la parte trasera. La edición de un volumen bajo G fue nombrado por Dan Gurney, piloto de carreras de fama mundial. El modelo XR7-G, que tenía un precio de venta sugerido de $ 3.899, también, vino con un techo corredizo eléctrico como equipo estándar. Fue todo un paquete, pero sólo unos pocos se hicieron. De hecho, de acuerdo con J. Scott Plowman, quien posee el ejemplo ofrecido, Mercury sólo produjo 304 Cougars en 1968 con la opción XR7-G. Plowman, quien es vicepresidente de Plowman’s Inc, un concesionario Ford y Lincoln-Mercury en Hutchinson, Minnesota, compró su 68 Cougar XR7-G en septiembre de 1984 y sometido a una restauración del 75%, con la mayor parte del trabajo manejado por su propia tienda. Se encontró con la dificultad de encontrar nuevas tapas centrales XR7-T para las ruedas y una consola de reemplazo.

El especial modelo G Cougar se dio a conocer con poca publicidad y no mucho ha aparecido en el coche desde su introducción. Las referencias son pocas y distantes entre sí, aunque una fuente afirma que las ruedas de alambre eran estándar con la opción G, y otro muestra una consola deportiva a diferencia de la que reside en el ejemplo ofrecido. Una vez más, material de referencia sobre esta escasa edición, muy limitada es tan difícil de encontrar como el propio vehículo.

En cualquier caso, el pequeño Cougar elegante y deportivo es parte de un pequeño pero muy impresionante colección de Fords deportivo, orientadas a la ejecución de propiedad por Scott Plowman. Incluso hay un segundo del Cougar 68, una versión GT- E; así es, el que tiene el motor de cubo 427, valorado en un saludable 390 caballos de fuerza. Si eso no es suficiente emoción, que también es propietario de un 1967 Shelby GT- 500. Él era dueño de una serie de coches de colección emocionantes en el pasado, pero ninguno tan potente como los dos gatos de Scat y la impresionante Shelby.

Plowman es miembro y representante regional del Club de Cougar de América y también es miembro del Club de Deportes de coches de América. Ha estado activo como un aficionado a los coches durante más de 12 años.

El XR7-G del 68 pudo no ser el más rápido y su V8 390 puede ser un poco eclipsada por la descomunal 427, pero sigue siendo tan rápido , elegante y raro como uno podría esperar en un coche de caballo alegre y de lujo.

El Scat Cat Cougar de Mercury era algo especial y el XR7-G de 1968 fue muy especial con su ajuste de lujo y características tales como un techo solar de energía. El XR7-G es un gato que merece "nueve vidas".

Fuente:
Bob Stevens, "1968 Cougar XR7-G width Marauder 390 V-8 Power", Cars and Parts Magazine, USA Octubre 1986. Biblioteca del Museo del Auto y del Transporte de Monterrey.

Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Cougar XR7-G 1968 con Marauder V8 390 |
Comentarios y participaciones de nuestros socios
Esta página no tiene seguidores ni comentarios.
AutoClasico
Email: webmaster@autoclasico.com.mx
Monterrey México
OpcionesOpciones
  •  
Cerrar