General Motors Firebird

Seguir
Enviar por correo

Los coches de concepto Firebird fueron una serie de tres autos diseñados por Harley Earl y construidos por General Motors para los autoshow de Montana de 1953, 1956 y 1959. Estaban muy inspirados por las innovaciones en el diseño de aviones de combate del momento. Ninguno de los diseños fue destinado para su producción, su objetivo fue el de mostrar los extremos de la tecnología y diseño que General Motors era capaz de lograr. Los coches se colocaron recientemente para su exhibición en el Museo Henry Ford en Dearborn, Michigan, y continúan haciendo apariciones regulares en exhibiciones de autos.

General Motors realizó investigaciones sobre la viabilidad de los motores de turbina de gas en los automóviles en la década de 1930. No fue sino hasta la década de 1950 que se comenzó a construir un motor real, con Emmett Conklin como líder el proyecto.

Firebird I

En 1953, el equipo de investigación había producido el Firebird XP-21, más tarde conocido como el Firebird I, que esencialmente era un avión a reacción sobre ruedas. Fue el primer auto impulsado por una turbina de gas probado en los Estados Unidos. El diseño fue totalmente impráctico, con una burbuja sobre una cabina de un solo asiento, un fuselaje con forma de bala fabricada de fibra de vidrio, alas cortas, y una aleta vertical en la cola. Tenía una turbina Whirlfire Turbo Power a gas de 370hp (280 kW), con dos velocidades y un escape que expulsaba un chorro a unos 1.250 ° F (677 ° C). El peso total del coche era de 2.500 libras (1.134 kg) y tenía una distancia entre ejes de 100 pulgadas.

Al principio, Conklin fue la única persona calificada para conducirlo y lo probó hasta las 100 mph (160 km / h), pero al momento de hacer el segundo cambio los neumáticos perdieron tracción debido al gran torque del motor, teniendo que frenar de inmediato ante el temor de estrellarse. Más tarde el coche fue probado en la pista de Indianaplis por el piloto de carreras Maury Rose. Nunca se intentaron hacer pruebas para determinar el potencial del poder o velocidad de la turbina de gas, sino se limitó a la viabilidad práctica de su uso. El sistema de frenado se diferenciaba de los sistemas estándares en que los tambores estaban en el exterior de las ruedas para facilitar un enfriamiento rápido y alas estilo “flap” de avión para frenar a alta velocidad.

Firebird II

El segundo prototipo, el Firebird II, en 1956, tuvo un diseño más práctico: auto familiar de cuatro plazas. Se trataba de un diseño de bajo y ancho, con una gran toma de aire doble en la parte delantera, un alto toldo de burbuja, y una aleta vertical en la cola. Su carrocería exterior estaba fabricada de titanio (que resultó difícil de construir). La potencia del motor era de 200 hp (150 kW), y para resolver el problema del calor del escape se usó un sistema de alimentación, lo que permitió que el motor pudiera operar cerca de 1.000 ° F (538 ° C) más frió, y también pudo alimentar los accesorios. El queroseno fue el combustible más común. Otra de las novedades en el coche fue el uso por primera vez del sistema de frenos a disco en las cuatro ruedas, con una suspensión completamente independiente, así como un sofisticado sistema de orientación pensado para ser utilizado con "la carretera de el futuro ", donde un cable eléctrico estaría integrado en la carretera para enviar señales que ayudaran a guiar los autos en el futuro y evitar accidentes.

Firebird III

El tercer diseño, el Firebird III, fue construido en 1958 y se presentó por primera vez en Motorama en 1959. Fue otro prototipo extravagante con la piel de titanio, y no menos de siete alas cortas y aletas en la cola que fueron probadas extensamente en un túnel de viento. Se trata de un biplaza impulsado por motores a turbina de gas Whirlfire GT-305 con una potencia de 225 CV (168 kW), y un motor de dos cilindros de 10 CV (7,5 kW). Con el motor de gasolina se alimentaban todos los accesorios. Su diseño exterior se caracteriza por una cubierta de doble burbuja, y avances técnicos para hacerlo más práctico, tales como control de crucero, frenos anti-bloqueo, y aire acondicionado. También ofreció innovaciones de la "era espacial", tales como frenos de aire especiales de arrastre, como los encontrados en los aviones, los cuales salían de los paneles del chasis para frenados a alta velocidad, una llave "ultra-sónica" con la cual se abrían las puertas de forma remota, y un sistema de guía automática para evitar accidentes y dirección de manos libres. La dirección se controla mediante un joystick colocado entre los dos asientos. Esto le dio al coche un aspecto más futurista y simulaba la experiencia de volar un avión.

Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/General_Motors_Firebird
Comentarios y participaciones de nuestros socios
Esta página no tiene seguidores, pero tiene 2 comentarios.
AutoClasico
Email: webmaster@autoclasico.com.mx
Monterrey México
OpcionesOpciones
  •  
Cerrar